Mostrando entradas con la etiqueta infantil. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta infantil. Mostrar todas las entradas

jueves, 30 de mayo de 2013

Rincones para Novatos

         Esta publicación más que para la familia, es para compañeros y compañeras.

         Me he visto obligada a retomar el tema que una vez toqué en este mismo blog, porque sigue siendo la publicación más leída, por petición de alguna amiga que otra y porque me parece que trabajar por Rincones, mejora la práctica  educativa, aprendes de tus alumnos/as, se aprovecha el tiempo, exprimes al máximo una actividad o tarea, da autonomía a los peques, organización, orden, dedicación... en fin, que es de las cosas que pruebas y no puedes abandonar, porque funciona.

            Si te planteas trabajar por Rincones, ¡ojo!, no rincones para jugar y sólo jugar después de haber hecho una ficha individual todos a la vez... No, es una forma de organización en la que se forman grupos, cada grupo estará haciendo algo diferente en una zona diferente del aula y el/la maestr@ estará con uno de los grupos encauzando el aprendizaje (Malla, peticiones, escribir pies de fotos, cartas, listas, recetas, notas, ordenar imágenes, tetris...)tenlo claro.

           Antes de meterte en este lío, tienes que asumir que la clase en silencio no va a estar. Es más, muchas veces tendrás que recordar a algún grupo, que en otros se están concentrando y necesitan no oír gritos...

         Hace poco una amiga, maestra de niñ@s de 3 años, me decía que quizá no se planteaba bien los Rincones porque sus peques querían que estuviera pendiente de ellos hasta cuando se reían. Pues sí Ana, mis chiquitines vienen al Rincón de la Seño a enseñarme juguetes, a contarme que fulanito no comparte un coche, a preguntarme cuándo vamos a cambiar o cuándo vamos a desayunar y claro está, si pueden ir a hacer pipí... Y ¿qué hago al respecto? Pues les miro y les explico que estoy jugando o ayudando a este grupo de amig@s y no puedo atenderles en este momento. Que intente solucionar solit@ el problema y sigo atendiendo a mi equipo. A veces funciona y otras no, es cuestión de tiempo y están aprendiendo.

          También he oído a las/los que critican esta forma de trabajo (que se han asomado para cotillear) que es un lío. Y lo entiendo. Aparentemente, niños y niñas por todas partes haciendo cosas diferentes, van a buscar a la maestra y no la encuentran en su mesa, porque está en las mesas pequeñitas o tirada en el suelo con ellos/as. Pero el desorden es solo aparente, los protagonistas saben dónde están, qué tienen que hacer y dónde van después. Siempre hay algún despistaillo que otro, y más en 3 años, al que el resto del equipo tiene que aclamar su presencia. O yo misma le cojo la mano, le enseño el color de su medalla y vamos al cartel de los rincones y le pregunto: ¿ahora qué te toca?

           Hay muchas formas de organizarse por rincones y si le va bien al maestro y a los niñ@s pues ¡genial! Es cuestión de gustos, de preferencias u objetivos. He visto marcar aforos en los rincones con pinzas de la ropa, medallas en cada rincón... Voy a contar cómo yo empiezo los rincones en 3 años, y que cada cual coja lo que le interese.

        Suelo usar cuatro colores, uno para cada equipo. Después de hacer diferentes actividades para que interioricen cuál es su grupo, nos ponemos unas medallas muy simples con un círculo del color del equipo y les enseño el cartel de los Rincones.

         Les explico qué va a pasar en cada Rincón, ya que la misma imagen nos puede servir para diferentes actividades, y les digo qué le toca a cada grupo.

        Las imágenes están pegadas con velcro, así cuando se acaba el tiempo (que lo decido yo según vayan en mi Rincón) sólo hay que pegar la última imagen donde está la primera, la primera donde la segunda, la segunda donde la tercera y la tercera en la cuarta.

         Un pelín antes de cambiar de Rincón digo: ¡Preparados para el cambio! Entonces, dejan su espacio recogido para el siguiente grupo y ya digo: ¡CAMBIO! para que puedan rotar.
       
        Al principio repaso lo que le toca a cada equipo. Pero en poco tiempo comprenden el cartel y van solos a mirar. 

         Como en este curso me he incorporado en el tercer trimestre, ya lo terminaremos así. Pero en septiembre comenzaremos con el cuadro de doble entrada y así a la vez que trabajamos matemáticas ... no me tengo que levantar en cada cambio.

        Animo a todas las seños y maestros a contarnos sus experiencias para que podamos coger ideas.

        Espero haber terminado de convencer a los dudosos y a que se lo planteen los que se asoman a cotillear.


jueves, 23 de mayo de 2013

Visita al veterinario

El lunes, Naïa se encontró una nota con un mapa enrollado al lado, en la puerta de clase.
Buscamos por el pasillo a ver si estaba su autor, pero las maestras que pasaban, no habían sido, ni habían visto a nadie sospechoso. La seño Maribel nos leyó su contenido y las hipótesis no paraban. ¿De quién podía ser? ¿Dónde teníamos que ir? ¿Sería de un médico que tiene perro? Daniela se preguntaba si habría sido su pediatra Paco...

Al día siguiente, durante la asamblea, volvimos a recordar lo sucedido, analizando su contenido: cuándo, dónde...Paula se aventuró a decir que se trataba de un "vetariniario" y lo marcamos en el calendario.

El miércoles, estaban ansiosos porque se terminara el recreo para hacer nuestra visita. Cogimos nuestro mapa, nos ubicamos y dibujamos en gran grupo un posible camino a seguir.

Mapa en mano, salimos a la calle en parejas. En cada esquina parábamos y nos situábamos en el plano y tomábamos la decisión de por dónde seguir.
Y encontramos al fin, dónde nos llevaba el final del camino.
 
Allí nos esperaba José Miguel, el médico de los animales en su hospital para animales.
Nos explicó qué animales pasaban por ahí y cómo los curaba.

 

Nos enseñó los instrumentos que utilizaba para diagnosticar a las mascotas y cómo funcionaban. Para ello tenía un cachorro que hizo de paciente. Nos mostró cómo se tomaba la temperatura a los perros, Alicia (de la clase de Ilde) se pesó en la báscula de los animales y comparamos su peso con el del perro que a pesar de que Alicia era más alta que el cachorro pesaban casi igual. El peso de los animales sirve para saber la cantidad de medicina que hay que administrarles.
Vimos que tenía las mismas cosas que nos echan nuestros papás cuando tenemos una herida: agua oxigenada, betadine...


Una de las cosas que más nos llenó de satisfacción, fue la evaluación improvisada que se nos presentó con los carteles que había de esqueletos, órganos, músculos... que acabábamos de investigar en el Proyecto del Cuerpo. Fue genial ver cómo los reconocían y se sabían sus nombres.
 
Después de tocar el perrito, nos echamos una especie de jabón que olía a alcohol y que no necesitaba aclararse, para desinfectarnos.
 
Muchas gracias sr. Veterinario por abrirnos las puertas de tu clínica y hacernos comprender que los animales también enferman y tienen sus propios médicos. Porque no es lo mismo que se lo contemos nosotros y no tengan más remedio que creérselo, que verlo in situ. Así es más difícil que se nos olvide.
 
De vuelta al cole, por el mismo camino por el que habíamos ido.
Al llegar, no me pude resistir y comprobar cómo pasábamos del macro espacio al plano escrito. Cada uno dibujó el camino que habíamos seguido desde el cole hasta el veterinario.
 Nos costó un poco menos, gracias al entrenamiento que habíamos hecho en la Malla de Peppa Pig.


viernes, 17 de mayo de 2013

Pizarra Digital Interactiva

Después de varios intentos fallidos... (La tecnología es caprichosa) por fin hemos podido interactuar con la PDI del maestro Gabriel. Desde aquí le agradezco su atención y espero que nos perdone todas las molestias ocasionadas.

Como actividad final del proyecto, he preparado unas actividades con Activinspire que nos sirvieran para recordar algunas cosas que hemos aprendido: huesos, articulaciones, sentidos, órganos...

Por ser la primera vez, hemos ido las tres clases de 3 años y además como hemos ido justos de tiempo, no todos han podido interactuar. Pero por lo menos han participado en la toma de contacto y han comprobado su funcionamiento. Lástima no tener una PDI en cada aula como en otros centros.