Mostrando entradas con la etiqueta Psicomotricidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Psicomotricidad. Mostrar todas las entradas

miércoles, 29 de marzo de 2017

Cojines Lógicos

        Tenemos un material fantástico con el que se pueden realizar infinidad de propuestas.

        Son los bloques lógicos de toda la vida convertidos en cojines. Disponemos de 4 colores, 3 formas y dos tamaños.


        Hemos jugado con ellos: los hemos tocado, nos hemos revolcado, hemos hecho montañas, hemos formado cohetes, hemos jugado a adivinar con los ojos tapados qué forma era la que estábamos tocando, hemos transformado los cojines pequeños en la máquina de crecer, nos hemos sentado encima de ellos según consignas por colores, tamaños, formas...




        Os dejo una muestra de una propuesta en la que no les decimos qué tienen que buscar para sentarse, si no donde NO pueden sentarse. Por lo tanto creamos pensamiento en diferentes grados de dificultad.

martes, 7 de marzo de 2017

¡Oh Susana!

Como estamos en Almería, no podíamos pasar de largo sin visitar el Desierto de Tabernas donde tantas películas del oeste se han rodado.

Hemos visto imágenes de vaqueros y nos hemos venido arriba. Siguiendo la experiencia que publicó Fátima Trujillo en Twitter (@FátimaTrujillo7) que están disfrutando del Proyecto de E-Star Express por Andalucía al igual que nosotros/as en Infantil, hemos visto un vídeo con la famosa canción de ¡Oh Susana! hemos buscado el baile y no viéndolo muy complicado, adaptándolo a nuestras posibilidades, lo hemos bailado.

Nos hemos divertido mucho transformando la clase en un "Saloon del viejo Oeste" y bailando en corro y por parejas, con diferentes pasos en los que distinguíamos niños de niñas, hacia delante, hacia detrás, hacia un lado, en círculo, manos detrás, a caballo...

Y para darle el toque mágico, hemos puesto nuestra tela verde gigante para que pareciera que estábamos en el desierto de verdad cuando nos viéramos bailando en el iPad, en el móvil o en el ordenador de nuestra familia. Ángel me ha pedido que se lo enviara a su abuela también...


jueves, 24 de noviembre de 2016

"Mannequin Challenge" en 3 años

     Nos unimos a la moda de los maniquís. Efectivamente, en 3 años la complicación es muuuucho mayor, pero por eso no vamos a ser menos... ¡¡Había que intentarlo!!

    Algunos me han sorprendido bastante.

    Hemos grabado dos vídeos, para celebrar Santa Cecilia con la propuesta #MannequinConEuterpe #Conenuterpe17 esta vez con música de fondo.

   ¡Viva la música que nos emociona! No hay aprendizaje sin emoción.


sábado, 5 de marzo de 2016

Construimos circuitos de Psicomotricidad

        Llevamos una rachilla mala con los virus que se apoderan de nuestros cuerpos y no nos permiten ir al colegio. Tanto es así que ¡ayer faltaron 12 y hoy 11!

       La sesión de Psicomotricidad la hemos dedicado a prepararles una sorpresa a los/as enfermos/as para la semana que viene.

         Les he sacado material y por equipos, se han inventado un recorrido, que han construido y nos han explicado. 





       Para ponernos de acuerdo siempre suelen surgir conflictos que nos ayudan a crecer, a aprender a trabajar en equipo, a respetar las ideas de los demás y por supuesto desarrollar nuestra inteligencia interpersonal.



         Bajo su supervisión, lo hemos probado para después valorarlo.

 








Y así sucesivamente, todos los equipos.











Hemos elegido democráticamente el que más nos ha gustado para compartirlo con los compis.

Pero ¿qué hacemos para que no se nos olvide? Porque queremos que hagan exactamente el mismo.

¡Lo dibujamos! ¡Representamos la realidad!


              Como estaba el maestro de Educación Física por ahí... Le han enseñado y explicado algún plano para que lo haga con el alumnado de primaria también. Porque nosotros preferimos compartir nuestros conocimientos.


domingo, 6 de abril de 2014

Circuitos en Psicomotricidad

       Después de un rato jugando con material de Psicomotricidad de forma libre y autónoma: Saltando, lanzando, transportándolo con diferentes partes del cuerpo y de diferentes formas, solos, en pareja, en grupo, inventando, copiando, paso por encima, ahora por debajo, alrededor, unos prefieren bailar al son de la música, la mayoría probar el material... Sin yo decir ni pío, observando como hace Cristóbal Gómez Mayorga. Y compruebo que va a ser verdad aquello de "Educamos igual que el mar hace la orilla, retirándonos"

       Pero aún así, les hago finalmente una  propuesta, porque como maestra, me gusta acompañar en el aprendizaje.

       En otras ocasiones, hemos jugado a hacer recorridos con material de psicomotricidad. Pero propuestos por mí. Esta vez por equipos, nos montarían el recorrido al resto, mientras nos escondíamos en los servicios contando hasta cuarenta.


    Nos hicieron primero una demostración para no equivocarnos.


       Cada equipo inventó un recorrido diferente.


     El equipo constructor estaba pendiente, sin yo habérselo dicho, de que el resto cumpliera el recorrido de forma adecuada.


       El equipo azul incentó una zona con una torre de formas que había que destrozar al pasar. Algo que entusiasmó. Ellos saben mejor que yo lo que emociona a sus iguales.

     
     Como mi hijo está en la clase de al lado y me gustaría que hiciera esos recorridos, les pregunté de qué forma podíamos explicarle cómo colocar el material de la misma forma que lo habíamos hecho nosotros.


      Cada uno dibuja el recorrido que han inventado para que los de su clase puedan hacerlos iguales.

      Ahora habrá que comprobar si sus producciones son válidas. Nos lo tendrán que decir los niños/as de la clase de al lado.

sábado, 5 de octubre de 2013

Psicomotricidad Caballeresca

         Todos los martes durante una hora, nos dejan utilizar el gimnasio. Sé que es poco, pero tenemos que compartirlo con el resto de Educación Infantil y Primaria... En nuestra clase hacemos Psicomotricidad, pero la sesión "fuerte", la hacemos allí.

         Esta semana, como no podía ser de otra forma, tenía que ver con los caballeros.
        
         El papá de Naïa en su visita, nos contó que en la Edad Media, cuando no estaban en guerra, dedicaban el tiempo libre a entretenerse, cazando, jugando al ajedrez, con bufones, trovadores, juglares y organizando Torneos o "justas".

        Así que organicé unos Torneos Caballerescos como excusa para trabajar muchas de las inteligencias múltiples: Interpersonal, lógico-matemática, espacial, intrapersonal, corporal-kinestésica y lingüística.

        Colocamos varias colchonetas en fila, éstas serían la pista para las "justas". La primera consigna fue ponernos en pareja. Uno sería el caballero y el otro el caballo. En psicomotricidad todo vale menos hacer daño, por lo tanto aunque llevábamos una pica en forma de lanza, la utilizaríamos de adorno, deberíamos derribar al contrario con las manos.
Primero entrenamos haciendo un paseíllo para comprobar nuestras posibilidades y trabajar el equilibrio.




 
             El resto de alumnos/as animaba a los concursantes como si fueran príncipes, princesas, campesinos, herreros... personajes que vivían en los castillos.
 
              El siguiente juego, lo encontramos en un libro de caballeros que trajo Jaime. Pero cambiamos algunas cosas. Primera consigna: os tenéis que subir en uno de los bancos que hay para hacer los equipos, pero no puede haber más de 5 niños/as en cada banco.
 
En esta foto se puede ver cómo la evaluación de si lo han hecho bien o no, corre de su cuenta.
 
 
              Les propuse que se inventaran un nombre para su equipo para poder dirigirme a ellos. Así que decidieron llamarse caballeros, almenas, brujas y castillos.

 
             La prueba consistía, por grupos, en ponerse pegados a una pared. En la pared opuesta, en el suelo, ponía la cantidad de saquitos de colores que ellos me decían que necesitarían para tener una para cada uno. Y cuando la grada diera la salida, tenían que ir corriendo, coger una y volverla a llevar a la salida.
             Los cuatro primeros competirían entre ellos para ver quién era el más rápido de todos/as. Ganaba el que entregaba la pelota en la salida, por lo tanto todos/as ganaban aunque no llegaran los primeros.
 
El último juego sería el clásico Pañuelo, pero adaptado a nuestro Proyecto.
Para todos los Proyectos hacemos un juego de vocabulario de lo que vamos aprendiendo, para que nos sirva de referente. Por si queremos escribir una palabra concreta, para fijarnos en la primera letra de  mazmorra porque voy a escribir una palabra que empieza igual... Las guardamos en una cajita, en este caso de pañuelos y las tenemos en un lugar accesible para ellos/as.
            Para este juego necesitamos dos juegos de vocabulario, así que se lo pedimos el suyo a la clase de Jose Miguel.
            
           Primera consigna matemática: tiene que haber el mismo número de jugadores en ambas paredes. Ellos mismos se las "apañan" para cambiarse de pared en el caso de que en una haya más que en la otra. Y contar, recontar y vuelta a contar.
 
           Entregamos una palabra a cada participante y se la leemos. Cuando la seño, que se pone a mitad de camino entre los dos equipos, nombra nuestra palabra, salimos corriendo para quitarle el lazo y llevarlo a nuestro equipo.
 
           En ocasiones, las ganas de correr nos pueden y salimos sin que sea nuestra palabra, pero para eso la llevamos en la mano, para comprobar que sea la misma que la de mi oponente.
 
          Terminamos la sesión con la relajación, tumbados en las colchonetas e imaginándonos que es de noche y nos vamos hacia la torre del homenaje para descansar... Las partes de nuestro cuerpo se van durmiendo de una en una, y de la misma manera se van despertando...
 
    
        Aprovecho esta entrada, para darle la bienvenida a Noelia, nuestra alumna de Magisterio en prácticas. Para mí es un placer tenerla y una gran ayuda. Espero que en nuestra clase encuentre muchas de las cosas que a ella tanto le interesa aprender. Viene con muchas ganas de constructivismo y yo la recibo con muchas ganas de dárselo.
 
    Aquí os dejo cómo vivió Noelia la sesión de Psicomotricidad Caballeresca:
 
       Hoy en nuestra sesión de psicomotricidad hemos disfrutado volviendo a la Edad Media y convirtiéndonos en caballeros.
 
      Para ello nos hemos dividido en parejas y cada uno/a ha ejercido un rol, el de caballero y el de caballo. Así hemos podido realizar un torneo medieval, en el que ganaba el caballero que lograba tirar al suelo a su oponente. ¡Nos lo hemos pasado genial!
 
      Más tarde nos hemos divertido con el reconocido juego del pañuelo, pero eso sí, adaptado a la temática de nuestro Proyecto "Los Castillos" Así cada niño ha recibido un nombre específico: foso, espada, mazmorra, rey, bruja, puente, bufón, armadura... Ha sido muy gracioso ver como algunos niños/as confundían su palabra con la que la maestra decía y salían a correr junto con otro de sus compañeros, pero bueno, de los errores se aprende, porque como bien sabemos "querer es poder" y a estos niños/as predisposición no les falta.

jueves, 6 de octubre de 2011

Psicomotricidad caracolera

La monitora escolar, Marian, nos deja un cuento de un caracol que era de su hija, de cuando era pequeñita. Trata de un Caracol que le duele la barriga e intenta arrancar una plata de poleo para curar su malestar. Pero no tiene suficiente fuerza, así que aparecen varios animales para ayudarle. Al final entre todos son capaces de sacar la planta. Se me ocurre hacer dos filas iguales y yo seré el poleo y me tienen que mover del suelo y deslizarme.
 Solo digo que hagan dos filas iguales. Al principo hay una fila larga y otra corta de dos personas. ¿Ya están iguales? no, ¿qué podemos hacer? "que se vaya Alicia a la fila de Carmen", "yo también me voy" dice Nuria. Así hasta que vemos que más o menos. ¿Están iguales? Contamos los niños/as que hay en cada fila: 7 y 9. Ana dice que se tienen que ir dos. Pero solo se va Dorian y contamos de nuevo. Ya hay 8 en cada fila. Nos sirve. Y como en el cuento, todos juntos consiguen moverme.




Ya tenemos el gusanillo en el cuerpo, así que Häendel nos acompaña en sentirnos caracol. Nos hacemos masajes los unos a los otros: tocando con la punta de los dedos al ritmo de la música, arrastrando los dedos por la espalda del de delante como si tuvieran un caracol pegado, amasando, cortando, cosquillitas... Nos arrastramos con el culo como si no tuviéramos pies, sólo uno, como el caracol. Nos ponemos boca abajo y nos desplazamos como caracoles... ha sido divertido.